HIROHITO

Esta es la portada del audiolibro HIROHITO

Escrito por

Paul McNally


Narrado por

Carlos Urrutia


Idioma:

Español


Duración:

58m 19s


(0 calificaciones)

Escúchalo en Beek

Comenzando con el fatídico ataque a Pearl Harbor y su papel en el mismo, rastreamos cómo este gran admirador del mundo occidental había supervisado la marcha de su país a la guerra tanto con los Estados Unidos de América como con el Imperio Británico.Nos enteramos de su infancia enclaustrada lejos del mundo. Sin embargo, cómo visita Europa y aprende lo que es la libertad.Vemos cómo su legendario abuelo eclipsó a su padre enfermo mental.Somos testigos de los muchos atentados contra su vida. Vemos cómo su país se moderniza rápidamente, pero se enfrenta a muchas amenazas, tanto internas como externas. Y vemos cómo Hirohito reacciona a todo esto.Se revelan las atrocidades de Japón en China e investigamos si el Emperador fue de alguna manera responsable.Examinamos la verdad detrás del mito de su llamada naturaleza divina.Las contribuciones de Hirohito a la Segunda Guerra Mundial reciben el examen más detallado hasta ahora. Vemos cómo ayuda a salvar a un país ya destruido por un ataque atómico de la casi segura aniquilación del suicidio nacional y la invasión colosal y cómo se salva de las represalias occidentales y guía a su nación a décadas de prosperidad y paz.Disponible en e-book, audiolibro y Prime Video.

Idioma: Español

Duración: 58m 19s

Publicado por Pacific Media, S.L.


Reproducir audiolibro

Más por aprender

Beek image

STALIN

Paul McNally

Beek image

HIMMLER

Graham Birrell

Beek image

PATTON

Michael O'Connor

Beek image

MacArthur

Chris Monaghan

Beek image

MONTGOMERY

Paul McNally

Beek image

DE GAULLE

Bob Howard

Beek image

Veredicto de la Historia: ROMMEL

Bob Howard

Beek image

EISENHOWER

Michael O'Connor

Beek image

Maestro en seducción (versión corta)

John Danen

Beek image

Los secretos infalibles de la inteligencia emocional y financiera,EDUCACIÓN FINANCIERA CLAVES PARA SER FELIZ, PROSPERO Y RICO

King Rich